CONCLUSIONES DE NUESTRO CONGRESO DE INNOVACIÓN EN DERMATOLOGÍA

La dermatología ha cambiado de forma radical en los últimos años. Hoy podemos diagnosticar más de 1000 enfermedades a través de la piel, las uñas y el pelo. Existen avances para tratar el cáncer de piel sin cirugía a través de tópicos o terapia fotodinámica. Conseguimos eliminar agresivos cánceres tipo epitelioma mediante la cirugía microscópica de Mohs. Podemos curar la mayor parte de los casos de acné, y controlar psoriasis y dermatitis atópicas muy intensas.

La tecnología dermatológica ha desarrollado láseres y otros dispositivos que mejoran la calidad de vida de nuestros pacientes como puede ser el tratamiento de hemangiomas con Láser o el control de la hiperhidrosis a través de microondas. En resumen, hoy la dermatología moderna puede ayudar a mejorar la vida de las personas a través de la piel. De todo esto hemos hablado en el I Simposio sobre Innovación en Dermatología que hemos realizado recientemente en la Fundación Ramón Areces.


En nuestro I Congreso de Innovación en Dermatología se ha hablado de temas fascinantes, entre los cuales quería destacar los siguientes:

- El profesor Jose Cabrera, ingeniero, nos habló de cómo incorporar la innovación en la gestión y en nuestras vidas. Una charla realmente motivante. El profesor Cabrera tiene un blog muy interesante.

- La dermatóloga Rosa Taberner, líder en comunicación online, resaltó la importancia de que los médicos estemos presentes en el mundo virtual para aumentar el poder de la información rigurosa de nuestras especialidades. La doctora tiene un blog realmente innovador que os recomiendo lo visitéis.

- El profesor Jose Luis Jorcano nos habló de cómo a través de bioimpresoras 3D puede crear piel usando “biotintas” con los distintos componentes de la piel (queratinocitos y fibroblastos). Las posibilidades de estos avances en quemados o enfermedades con grandes defectos cutáneos son asombrosas.

- El Profesor Izpisua, que dirige el laboratorio Salk de La Jolla, California, nos deslumbró con su humildad y potencia al mostrarnos los avances que están realizando en animales, incorporando células de unos animales dentro de otros y produciendo las llamadas “quimeras”. Los efectos “rejuvenecedores” de estos experimentos parecen que pueden ser una realidad en breve. El Profesor Izpisua es capaz de “reprogramar” determinadas células para lograr una mejor funcionalidad de las mismas. Además está trabajando en desarrollar células humanas dentro de vacas o cerdos para poder obtener órganos que pudieran servir para realizar transplantes.

Además de estas charlas hubo otras magníficas como la del Dr. Martín Gorgojo que nos habló de cómo tener una actitud para poder innovar, el Dr. Hernández Medrano que nos habló del big data y su uso en la medicina, el dermatólogo Antonio Martorell nos habló de innovación en imagen médica, el Dr. Gómez Bravo dio una magnífica charla sobre la imagen en cirugía plástica, el Dr. Ángel Arteaga, reconocido oftalmólogo oculoplástico, nos habló de lo último en párpados, en Dr. Sánchez-Carpintero nos habló de lo último en tecnología, el Dr. Ramón Grimalt nos habló de innovación en docencia, el Dr. Ángel Pizarro nos recordó la importancia del rigor en medicina y en concreto en la detección precoz del melanoma maligno, el Dr. Javier Vicente nos habló de las últimas novedades en el tratamiento del cáncer de piel no melanoma, y en especial de la cirugía de Mohs, la Dra. Lidia Maroñas nos habló de lo último en linfomas, la Dra. Sánchez-Moya nos habló de los avances en psoriasis, la Dra. Marta Feito nos contó las novedades en dermatología pediátrica, la Dra. Gloria Garnacho nos habló de lo último en salud capilar, y la Dra. Elena Tévar nos recordó la importancia de preocuparnos no sólo por la enfermedad sino también en el enfermo en una emotiva conferencia.

Y por último no olvidar que la verdadera revolución, la innovación más disruptiva, a veces consiste en volver a las raíces de la medicina, dedicar tiempo y energía al paciente e implicarnos en sus problemas. Los médicos debemos aprender a comunicar mejor con los pacientes, los cuales muchas veces tienen expectativas no realistas de su enfermedad. Decía Nietzsche que el médico que no entiende de almas no entiende de cuerpos. La verdadera medicina personalizada consiste en sentarte al lado del paciente y hacerle sentir que le importas.

En pocos días podréis ver las charlas completas en esta dirección: http://www.fundacionareces.tv/watch/simposios

Comentarios

Entradas populares de este blog

Embarazo e Isotretinoina

DERMATÓLOGO MADRID: COMO CUIDAR LA PIEL A PARTIR DE LOS 40. LOS 10 CONSEJOS DEL DERMATÓLOGO

LAS CREMAS ANTIENVEJECIMIENTO: ¿CIENCIA O MARKETING?